AMET logra incorporar la violencia de genero dentro de las licencias justificadas

AMET ante la nueva licencia por violencia de género: “Nuestra propuesta fue escuchada”

El secretario general de AMET, Rufino Fernández, celebró “el gran logro que representa para nosotros como gremio educativo el haber logrado una histórica modificación en el régimen de licencias docentes, que a partir de ahora incluye la figura de violencia de género entre las causales de ausencia justificada”.


“En su momento planteamos la necesidad de que las licencias habilitadas por el Ministerio de Educación observaran el flagelo de la violencia de género como una razón independiente a los demás motivos considerados anteriormente. Nuestra propuesta fue escuchada y a partir de un reciente decreto, este flagelo es contemplado también por la normativa”, destacó Rufino.


El titular de AMET recordó que en marzo de 2019 “presentamos la propuesta oficial al Ejecutivo para que ante el agravamiento de los cuadros de violencia intrafamiliar o laboral, resultaba indispensable diferenciar este de los demás motivos esgrimidos en al régimen de licencias”.


“El problema que habíamos detectado es que no había un encuadramiento legal para justificar la ausencia ante situaciones tan dolorosas como estas”, recordó el secretario general.


Rufino sostuvo que “no se podía seguir de esta manera sin tomar el asunto en serio. Finalmente fuimos escuchados y a partir de ahora, según se desprende del decreto 1914 sancionado el pasado 9 de octubre, el sistema de licencias incluye las siguientes causales: descanso anual, razones de salud y maternidad, motivos extraordinarios, permisos y violencia de género”.


“Se trata de una reivindicación que esperábamos hace más de un año y que se plasma en la normativa provincial gracias a una decisión política que reconocemos, pero también como consecuencia de la perseverante insistencia de nuestra organización sindical para que este mecanismo de protección fuera una realidad en un momento donde los episodios de violencia, lamentablemente, se siguen repitiendo”, argumentó.
El secretario general de AMET expresó su afán de que “a partir de esta ampliación del régimen de licencias se incorporen mecanismos de control, monitoreo y contención de todo docente que tramite licencia por violencia de género, con lo cual se podrá llevar adelante un registro estadístico que contribuirá a prevenir y conjurar este tipo de actos repudiables”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.